Europa

Si vas al Rocío, seguro que repetirás…

Una semana. Una semana de pasión, devoción, tradición, sentimiento, diversión… Eso es lo que dura la Romería de El Rocío, una de las peregrinaciones más importantes del mundo y una de las romerías más multitudinarias que se conocen.

carros-de-el-rocioY es que si en Huelva hay una tradición que esté por encima del resto esa es ésta. Cada año son más los millones de devotos que se acercan hasta la aldea para después recorrer en romería, a pie, a caballo, o en carretas el camino que va hasta la Ermita.

Aún así y aunque se dice que «El Rocío es el camino», los días más grandes y con mayor afluencia de gente son el fin de semana, destacando la madrugada del domingo al lunes de Pentecostés, que es cuando la Virgen se reencuentra con sus fieles en una procesión que comienza con el espectacular y emocionante «salto de la reja» y termina bien entrado el día encomendándose a la Blanca Paloma hasta el año siguiente.

  • El camino puede resultar largo y complicado si no se va lo suficientemente preparado. Por eso es indispensable llevar un medio de transporte propio y adecuado (todoterreno o carreta), donde llevar ropa, comida, a ser posible precocinada y bien refrigerada, bebida, colchón y/o tienda de campaña.
  • Durante el camino hay que seguir sólo y exclusivamente las indicaciones del Alcalde de Carretas, tanto cuando se esté avanzando, parado o acampado. Lo tiene todo previsto.
  • Siempre hay que ir en caravana, sin adelantamientos ni retrasos, en el número de orden que se adjudicara cuando se hizo la inscripción para camino.
  • Si no estabas inscrito en ningún grupo, puedes unirte al camino con cualquier Hermandad de las que en esos días hacen su peregrinación a la Aldea del Rocío, seguro que te atenderán lo mejor posible.

Si necesitas más información puedes echarle un vistazo a la guía de ‘El Rocío’. Después ya solo te queda preparar tu viaje. Y es que tradicionalmente se dice que quien va al Rocío, repite, así que vete, confirma esta sentencia y vive una experiencia como ninguna otra…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *